Saltar al contenido
Ultimas Noticias del Corazón

su madre entierra a su segundo hijo

septiembre 4, 2019


A los hijos que pierden a sus padres se les llama huérfanos, a las mujeres que pierden a un marido, viudas, pero no existe una palabra que defina a una madre que ha perdido un hijo. Quizá porque se trata de algo contra natura, una pérdida que nunca debería de contemplarse. Se trata del mayor dolor que un ser humano puede experimentar y Dolores Ochoa, madre de Blanca Fernández Ochoa, ya lo ha vivido en dos ocasiones.

8Dolores Ochoa ha vivido el dolor de perder a un hijo en dos ocasiones

En 2006 con su hijo Paquito Fernández Ochoa, fallecido en 2006 a causa de un cáncer linfático, y hoy, 4 de septiembre, con Blanca Fernández Ochoa, hallada muerta en las montañas de Cercedilla.

7Ha vivido con mucha angustia la desaparición de su hija

Dolores, a sus 93 años, ha sobrevivido así a la muerte de dos de sus ocho vástagos. La mujer, pese a los estragos de la edad, conserva la salud y estos días ha vivido con angustia y preocupación la desaparición de su hija. “Está muy preocupada”, se encargó de explicar Adrián Fedeghini, cuñado de Blanca y portavoz de la familia.

6Su madre no ha aparecido públicamente

Hasta la fecha, Dolores no ha aparecido públicamente y está siendo uno de sus hijos el encargado de lidiar con la tarea de comunicarle los datos que poco a poco han ido surgiendo de su hija Blanca. Madre e hija estaban muy unidas, hace un tiempo incluso estuvieron viviendo juntas y, según las propias palabras de Dolores, la deportista era su “flor”.

5Madre e hija estaban muy unidas

Así se refería a ella en el programa ‘Volver con’ de TVE, que protagonizó Blanca en 2010. En ese programa la matriarca del clan decía: “Mis ocho hijos son maravillosos, pero ¿qué voy a decir yo que soy su madre? Son lo mejor que tengo”.

4La vida de Dolores Ochoa no ha sido fácil

Por ellos Dolores ha confesado sufrir mucho. La suya no ha sido precisamente una vida fácil. Durante años trabajó en el restaurante Ochoa, propiedad de su padre, que todavía se mantiene en el pueblo de Cercedilla. Después regentó una panadería en la misma localidad y, finalmente, a mediados de los 60, comenzó a trabajar como cocinera en la Federación Española de Esquí, donde también trabajó su marido Francisco Fernández. Con él se había casado en 1949 en la Ermita Nuestra Señora de las Nieves del Puerto de Navacerrada y por ella fueron pasando gradualmente sus ocho hijos para recibir los santos sacramentos.

3Dolores tuvo ocho hijos fruto de su amor con Francisco Fernández

Dolores compaginó sus labores hosteleras con el cuidado de sus hijos en los que pronto vio el talento que algunos poseían con los deportes de invierno. Supo entonces que su sitio estaba en Cercedilla y que allí debían crecer sus vástagos y no en el barrio de Carabanchel en el que vivían antes de los años 60.“Para mí han sido muy duro vivir aquí, sobre todo, los inviernos. Pero siempre he entendido que esto era buenísimo para mis hijos, pero no saben lo que he sufrido”, declaraba la mujer en televisión hace ahora 9 años.

2Ahora, la vida le ha robado a su «flor»

Ahora ese espíritu aventurero que tan pronto percibió en Blanca le ha robado a su flor más preciada. “Es una luchadora donde las haya”, decía la esquiadora de su madre. A sus 93 años, de hecho, a Dolores le toca seguir luchando.

1Han encontrado el cuerpo sin vida de Blanca Fernández Ochoa

Este miércoles, día 4, se encontraba un cuerpo sin vida cerca de las inmediaciones de Cercedilla donde se estaba buscando a Blanca Fernández Ochoa. Horas después, la agencia Efe adelantaba que el cadáver pertenecía a la esquiadora. Un fatídico final después de tres días intensos de búsqueda con la esperanza de encontrar a la deportista en buen estado.



Consulta aquí la noticia original